Web de Schneider Electric España

Bienvenido a nuestra web

Puedes seleccionar un país para consultar los productos disponibles o acceder a nuestro Global website para obtener información de la empresa.

Selecciona otro país o región.

    • Default Alternative Text

      Protección de equipos electrónicos contra rayos

    Limitadores de protección contra sobretensiones transitorias

    surge-protection-devices-new-380x269

    Una descarga de un rayo en las proximidades de un edificio o cerca de las redes de suministro eléctrico puede incrementar repentinamente la tensión hasta 3 o 6 kV, en lugar de 230 V.

    El pico de tensión, que dura unos microsegundos, puede averiar muchos componentes electrónicos: memorias, procesadores, condensadores, pantallas, etc. El limitador de sobretensiones amortigua el pico hasta un valor compatible con lo que pueden soportar los aparatos conectados (p. ej.: 1,5 kV)

    Todos los dispositivos situados a menos de 10 metros de distancia del cuadro eléctrico quedan protegidos de manera eficiente.

     

    Seleccione correctamente la capacidad de descarga

     

    world-map-lightning-strikes-densities-560x503

    El modelo de 20 kA ofrece buena protección y gran duración para la mayoría de las aplicaciones

    El limitador de sobretensiones de 40 kA está recomendado para situaciones de riesgo elevado y frecuentes tormentas eléctricas:

    • ubicaciones con más de 40 descargas al año por kilómetro cuadrado
    • áreas de montaña o humedales,
    • edificios o líneas de suministro en llanuras desérticas
    8million-156x88

    Edificios equipados con pararrayos

    Si el edificio dispone de pararrayos en el tejado, se requiere un limitador de sobretensiones de Tipo 1. Debe instalarse en el cuadro eléctrico principal, en la acometida de suministro eléctrico, además del resto de limitadores de sobretensiones seleccionados aguas abajo.

    Los pararrayos atraen las descargas. Conducen la corriente del rayo hacia la tierra a través de conductos específicos para derivarla de la estructura del edificio. Pero también incrementan la probabilidad de sobretensión, la electricidad absorbida y la cantidad de energía en estas situaciones. Los limitadores de sobretensiones de Tipo 1 tienen capacidad para derivar estas cantidades de energía y alejarlas del equipamiento sensible.