• ¿Qué tipo de contador para Data Centers sería el más adecuado para ti?

Default Alternative Text
¿Qué tipo de contador para Data Centers sería el más adecuado para ti?

Si "no se puede gestionar lo que no se puede medir", entonces los contadores eléctricos proporcionan las mediciones críticas de la potencia necesarias para administrar los Data Centers. Los tipos específicos de contadores sirven para diversos fines, desde avisar a los operadores de problemas inminentes de energía (circuitos sobrecargados) hasta identificar las causas de los periodos de inactividad (calidad de la energía) para cuantificar el coste de las ineficiencias (SAI, transformadores, pérdidas por armónicos) para informar sobre el nivel de eficiencia energética (PUE). El tipo de contador que se deba incorporar a un Data Center depende de lo que se debe medir y, por lo tanto, gestionar.

Estos objetivos establecen si se deben capturar los datos a nivel de edificio, de panel, de circuito o a nivel de uso final; en particular para la presentación de informes de eficiencia energética. Por ejemplo, un Data Center dedicado realizaría las mediciones a nivel de edificio (consumo total de energía del Data Center) y de usuario final (salida de SAI o PDU como proxy para carga IT). Sin embargo, un Data Center de una instalación compartida requeriría contadores en los cuadros de distribución y en los circuitos para medir el consumo de energía específico del Data Center.

Pros y contras de los 7 tipos de contadores eléctricos
Hay dos categorías de contadores eléctricos: los dispositivos independientes y los contadores integrados en otros equipos de la infraestructura.

Los contadores de potencia independientes de buena calidad miden parámetros eléctricos (energía, tensión, intensidad, factor de potencia, frecuencia) y supervisan la calidad de energía (armónicos, perturbaciones de tensión). Son dispositivos muy precisos (±0,2%) y exactos (1024 muestras por ciclo) que proporcionan datos de ingeniería detallados (por ejemplo, formas de onda). En consecuencia, son caros y requieren un ingeniero para interpretar los datos.

Las centrales de medida, que son unos dispositivos más simples con un conjunto de datos más específicos, miden el mismo tipo de parámetros eléctricos, pero con menor precisión (±0,5%) y exactitud (32 muestras por ciclo). Son más económicos pero ofrecen una supervisión de la calidad de la energía más limitada.

Los relés digitales, aunque principalmente son dispositivos de seguridad para equipos de media tensión, pueden integrar contadores en los modelos avanzados. Aprovechando su capacidad de medición integrada, evita el alto coste de los contadores independientes, pero el acceso a los datos es más difícil. Como los relés digitales están ideados para flujos de gran amperaje, sus contadores no miden con tanta precisión (±1%).

Los contadores integrados en una unidad de disparo electrónica a menudo pueden reemplazar tanto a los contadores de calidad de la energía como a las centrales de medida dentro de la infraestructura eléctrica. Esta opción de contador no solo es más barata, sino que también es mas más fácil de manejar; las unidades de disparo electrónicas se integran en el diseño de los disyuntores de baja tensión. Las desventajas son unos datos menos precisos, una medición de la potencia de menor calidad y su mayor dificultad para acceder a los datos.

Los contadores integrados en los SAI pueden servir como un proxy para informes de eficiencia energética (PUE) de Categoría 1. Debe tenerse en cuenta, no obstante, que las cargas que no sean de IT (controladores aéreos, PDU) alimentadas a través de SAI se considerarían, de forma inexacta, como cargas de IT. La utilización de contadores SAI tiene la ventaja de eliminar el coste de emplear contadores adicionales más cerca de la carga. Las desventajas son unos datos menos precisos y la falta de supervisión de la calidad de la energía.

Las unidades de distribución modular (PDU), así como paneles remotos de potencia (RPP) y las canalizaciones, integran contadores en varios niveles para medir, de forma rentable, el PUE de Categoría 2. Comparten las mismas ventajas y desventajas que los contadores de SAI: las cargas que no son IT se contabilizarán como IT y la supervisión de la calidad de la energía no sería exhaustiva.

Las PDU para rack con contadores capturan los datos para la creación de informes de PUE de Categoría 3 con mayor precisión. Midiendo las cargas de potencia, de toma de corriente a toma de corriente, se evita realizar el mapeado complicado necesario para saber qué interruptores automáticos alimentan los equipos de IT. Las PDU para rack con contadores cuestan alrededor de un 50% más que las PDU básicas y, en general, miden los datos con menos precisión que los otros contadores aguas arriba. Además, usarlas solamente en algunos bastidores da una imagen incompleta de la carga de los equipos de IT.

En resumen, los contadores integrados son rentables y deberían aplicarse siempre que sea posible.

Puedes encontrar orientación más detallada sobre las ventajas y desventajas de los diferentes medidores, una comparación de costes y puntos de medición de muestra en el White Paper 172 de APC, “Tipos de medidores eléctricos en Data Centers”.
Más información