• Cuando se trata de subidas de tensión, ¡preocúpate más de la lavadora que de los rayos!

Default Alternative Text
Actualmente, el hogar medio tiene cerca de 15.000 dólares en aparatos eléctricos y electrónicos sin proteger. Y eso sin contar el valor sentimental de los recuerdos de toda una vida que hemos puesto en muchos de nuestros dispositivos eléctricos.

Aunque la mayoría de los propietarios tienen algún tipo de protección contra sobretensiones, no siempre resulta suficiente para proteger electrodomésticos como lavadoras y secadoras, o dispositivos conectados a cables y a redes Ethernet. Veamos cuáles son los hechos. Contrariamente a la creencia popular, los rayos no son la mayor amenaza; aunque sí lo son las fuentes internas dentro del domicilio. El 80% de las subidas de tensión residenciales provienen de dentro de la casa, de equipos como acondicionadores de aire, herramientas eléctricas, bombas y puertas de garaje, mientras que solo el 20% provienen de rayos o accidentes eléctricos.

¿Son suficientes las protecciones estándar contra sobretensiones y las regletas con protecciones contra sobretensiones?

Muchos propietarios piensan que simplemente conectando el ordenador o la televisión a una regleta con protección contra sobretensiones cuenta con una protección adecuada. Por desgracia, no siempre es el caso, tal como descubren muchos propietarios de viviendas después de perder cientos, o incluso miles, de dólares en daños a la propiedad.

Múltiples eventos de sobretensiones a lo largo del tiempo (breve o largo) pueden, en última instancia, reducir la vida útil de sus aparatos electrónicos y ordenadores. Si bien hay muchos productos electrónicos como televisores, equipos de sonido y ordenadores que incluyen algún tipo de protección, los propios productos no están diseñados para soportar grandes sobretensiones u otras más pequeñas, pero más frecuentes, y que pueden degradar los circuitos y componentes con el tiempo. Por otro lado, muchos fabricantes no ofrecen garantías contra daños por sobretensiones.

Aunque las regletas con protección contra sobretensiones ofrecen cierta protección, representan solo un elemento de la protección esencial que necesita el propietario de una casa. Eso es porque los frigoríficos, lavadoras, secadoras, estufas y otros aparatos caros no son compatibles con las regletas estándar con protección contra sobretensiones por lo que, básicamente, se quedan sin protección. Las protecciones contra sobretensiones, diseñadas para controlar rápidamente los transitorios de alta tensión o sobretensiones comunes en nuestros sistemas eléctricos, ofrecen un poco más de protección, pero a nivel muy básico, con una garantía limitada que cubre los electrodomésticos principales.

La mejor defensa contra los múltiples caminos de las sobretensiones

Ya no es suficiente con que tu casa cuente con una protección estándar, especialmente con todos los equipos electrónicos de alta gama y dispositivos que se conectan a la nube, donde almacenas tus fotos, archivos de música y documentos importantes. Necesitas una protección en múltiples puntos de entrada; en cualquier lugar por donde entre la energía a tu hogar.

Un enfoque por capas incluye tres niveles de protección dentro del hogar: las regletas individuales contra sobretensiones que protegen tus equipos eléctricos enchufados a ellas, la protección contra sobretensiones instalada en tu cuadro eléctrico y la protección contra sobretensiones montada fuera del cuadro. De hecho, la mayoría de las aseguradoras recomiendan este paso adicional de instalar una protección contra sobretensiones en el cuadro eléctrico.

Con la completa oferta de productos de Schneider Electric, la protección en todos los niveles resulta más sencilla. Las populares protecciones contra sobretensiones QO & Homeline son limitadores contra sobretensiones, o SPD, que se instalan internamente en el cuadro eléctrico y protegen los sistemas eléctricos de la vivienda y los equipos cableados frente a las sobretensiones. Estos SPD, asequibles y fáciles de instalar, proporcionan una protección fundamental contra las sobretensiones que pueden sobrecargar una regleta con protección contra sobretensiones.

El dispositivo de protección para electrodomésticos del hogar HEPD80 ofrece una protección contra sobretensiones aún mayor. Es un SPD compacto y asequible, diseñado también para cuadros eléctricos residenciales, que proporciona además protección para los elementos importantes que no son compatibles con las regletas de tomas de corriente, como lavadoras, secadoras, frigoríficos, estufas, sistemas de calefacción y aire acondicionado y la iluminación. Por último, la protección contra sobretensiones Surgebreaker Plus Whole House ofrece la tecnología con protección en toda la casa para electrodomésticos, sistemas de entretenimiento domésticos, consolas, ordenadores, teléfonos y sistemas de televisión por cable. He aquí un desglose:

  • Surgebreaker Plus Upgrade: garantía de cinco años, junto con una garantía de Responsabilidad Limitada de 75.000 dólares que cubre los principales electrodomésticos, así como dispositivos electrónicos como hornos microondas, equipos de música, equipos de vídeo, televisores y ordenadores.
  • QO y Homeline Surgebreaker: cada uno con una garantía de tres años junto con una garantía de Responsabilidad Limitada de 10.000 dólares que cubre los electrodomésticos principales (frigoríficos, estufas, hornos, lavadoras, secadoras, lavavajillas y aparatos de aire acondicionado).
  • HEPD80: garantía de cinco años, junto con una garantía de Responsabilidad Limitada 50.000 dólares que cubre los principales electrodomésticos, así como dispositivos electrónicos como hornos microondas, equipos de música, equipos de vídeo, televisores y ordenadores.

Protege los valiosos equipos electrónicos, los electrodomésticos y los dispositivos informáticos de tu hogar frente a sobretensiones en múltiples niveles. Infórmate acerca de los productos y soluciones residenciales de Schneider Electric.
Más información