• Opciones de SAI para redes profesionales

Default Alternative Text
Las soluciones de SAI del correctamente dimensionadas permiten a los supervisores de TI superar retos críticos y maximizar el tiempo de actividad, tanto hoy como en el futuro.

Es posible que ya conozcas los criterios de selección para escoger un SAI destinado a proteger equipos informáticos domésticos y que son igualmente aplicables a las redes informáticas empresariales. Sin embargo, las redes profesionales son más complejas y hay mucho más en juego. Con el incremento del uso de aplicaciones en la nube y colocation, la protección de la conectividad y los dispositivos de almacenamiento de datos es un factor fundamental.

Dimensionamiento de los sistemas SAI Un estudio reciente realizado por Cisco reveló que el número de dispositivos móviles pronto superará a la población mundial. Esta era de movilidad en la que todos usan sus propios dispositivos plantea a los supervisores de TI el reto de estabilizar la conectividad y las redes corporativas. Además de garantizar el funcionamiento de los servidores, es crucial proteger los equipos de redes y almacenamiento, las conexiones de banda ancha, los puntos de acceso, los módems y los routers frente a posibles daños provocados por oscilaciones del suministro para garantizar la continuidad de su actividad. Es preciso tener en cuenta la velocidad de crecimiento de las infraestructuras de TI al dimensionar sistemas SAI y determinar cuánto «espacio libre» se necesita para realizar ampliaciones a corto plazo.

Expansión de los sistemas SAI Si no se prevén cambios significativos en la infraestructura de TI en el futuro, utilizar un SAI estándar dejando espacio para el crecimiento es una posible estrategia. No obstante, en caso de no conocer con seguridad los futuros requisitos o experimentar un crecimiento rápido, un SAI modular podría ser una solución eficaz. Los modelos de SAI como APC Symmetra son escalables y facilitan la ampliación de las cargas y del tiempo de autonomía mediante módulos de batería y alimentación sin necesidad de sustituir todo el sistema. La estrategia «pay-as-you-grow» ayuda a adaptar el SAI a los requisitos de alimentación de TI, incrementar la eficiencia del sistema y minimizar los costes de explotación.

Autonomía de los sistemas SAI En EE.UU., la mayoría de fallos de suministro dura entre cinco minutos y una hora. Por consiguiente, un SAI con 60 minutos de autonomía podría hacer a las TI prácticamente inmunes a la mayoría de los problemas de suministro. Sin embargo, ¿qué ocurre con los apagones que duran más tiempo? Si la red no está protegida por un sistema de generación de energía de reserva, es necesario pensar en usar un SAI capaz de prolongar su autonomía con módulos de batería adicionales. Los SAI interactivos en línea y de línea son la norma en el sector, pero es incluso más importante recordar que, si se ha instalado un grupo electrógeno, un SAI de reserva no es lo más adecuado.

Gestión de los sistemas SAI El software de gestión, como APC PowerChute® Business Edition, junto con nuestra tarjeta de administración de red pueden aportar a los supervisores de TI toda la comodidad y el carácter práctico propios del control y la supervisión remotos (como la posibilidad de reiniciar dispositivos bloqueados). Además, permiten una desconexión segura del sistema durante fallos de suministro prolongados, diagnósticos ambientales y de baterías proactivos para reducir enormemente los periodos de inactividad y una gestión avanzada del SAI para optimizar las operaciones del sistema y proteger los datos y dispositivos de fallos provocados por apagones.

Si deseas más ayuda, echa un vistazo a nuestras soluciones de SAI.
Más información