• Datos concretos sobre la implementación de IT en un Data Center con coubicación (colocation)

view of an enterprise data center in a high rise over looking a city

Los Data Centers con colocation ofrecen las ventajas del ahorro de costes, fiabilidad y seguridad mediante la infraestructura alojada para equipos de IT. A fin de garantizar un rendimiento de calidad constante, los proveedores establecen directrices operativas, o prácticas recomendadas, que deben seguir los inquilinos cuando instalan sus equipos.

Sin embargo, es frecuente que los inquilinos vean las prácticas recomendadas sobre alimentación y refrigeración que exige el proveedor de colocation como una restricción más que como directrices útiles para la implementación de IT.

Los inquilinos pueden sentirse más cómodos siguiendo su plan de diseño de implementación tradicional, o pueden creer que el coste de ejecutar las prácticas recomendadas de un proveedor de colocation no producirá un retorno de la inversión cuantificable. Pero la manera en que los inquilinos despliegan sus equipos de IT en un entorno con colocation afecta a la eficiencia global, y al coste del espacio arrendado, de la instalación.

Si el equipo de IT de un arrendatario reside en una “comunidad” que no tiene en cuenta las pautas de alimentación y refrigeración del proveedor, las instalaciones colectivas pueden provocar la infrautilización de la capacidad, es decir, a capacidad que las cargas de IT no pueden utilizar debido al diseño o la configuración del sistema. Esto puede ocasionar costes más elevados para el proveedor de colocation quien, a su vez, tendrá que transferir esos costes a los inquilinos.

Existe una solución sencilla: Seguir las instrucciones del proveedor, con las que se pueden mejorar la eficiencia de los recursos de infraestructura y reducir los costes.

¿Qué hay detrás de ese problema?
Tanto los inquilinos con colocation como los proveedores se enfrentan al reto de equilibrar las capacidades de alimentación, refrigeración y espacio para los servidores. Una capacidad infrautilizada puede ser el resultado del exceso de racks de baja densidad, de las limitaciones del diseño de la capacidad de refrigeración o de las dificultades para mezclar corrientes de aire caliente y frío. Dicho de otra manera, la infrautilización de una capacidad se presenta cuando no se puede utilizar un tipo de capacidad porque otros tipos de capacidades se han utilizado al máximo.

El problema de la capacidad infrautilizada se puede resolver, por ejemplo, aumentando la densidad media del rack, que puede resolver problemas de espacio, potencia y distribución de alimentación, o recuperando la capacidad de distribución de la refrigeración a través de la contención del aire. Sin embargo, un proveedor de colocation tiene mayores posibilidades de hacer frente a este problema y ofrecer un servicio de primera calidad si los inquilinos siguen sus recomendaciones sobre alimentación y refrigeración.

Prácticas recomendadas para apoyar en lugar de obstaculizar
Una política de uso aceptable (PUA) acordada entre el inquilino y el proveedor pone orden mediante directrices de implementación de IT. Una PUA controla los costes operacionales tanto para inquilinos como para proveedores ya que establece reglas para la potencia, la refrigeración y las instalaciones. Las ventajas se suman y hacen que mejore el rendimiento general del Data Center y haya ahorros de costes para todas las partes implicadas. Siguiendo una política de uso aceptable se puede:

  • Reducir la capacidad infrautilizada
  • Reducir el tiempo de inactividad ocasionado por apagones térmicos y errores humanos
  • Alargar la vida del espacio arrendado inicial

Una política de uso aceptable promueve prácticas recomendadas y soluciones como:

  • El uso de cables suspendidos
  • El uso de racks anchos para la gestión de cables de alta densidad
  • Evitar mezclar corrientes de aire caliente y frío
  • Utilizar componentes de refrigeración adicionales para racks de alta densidad

Otras prácticas recomendadas que benefician a los inquilinos y los proveedores son:

  • Gestionar la capacidad al desplegar la IT utilizando software de gestión de la infraestructura de Data Centers (DCIM).
  • Utilizar arquitectura de energía escalable y eficiente para adaptarse al aumento de la densidad de racks.
  • Usar una arquitectura de refrigeración con acoplamiento cerrado combinada con la arquitectura de piso elevado tradicional para aumentar la capacidad de refrigeración.

Desplegar tecnología de alimentación y refrigeración de alta eficiencia, así como software de gestión, puede ayudar a que la experiencia de colocation en el Data Center sea más beneficiosa tanto para inquilinos como para proveedores.

Más información sobre cómo las prácticas recomendadas benefician a la organización. Descárgate el White Paper N.º 173 "Directrices de alimentación y refrigeración para la instalación de IT en Data Centers de colocation"
Más información