• El mantenimiento debe tener un gran peso en las verificaciones de los dispositivos de seguridad de las máquinas

Engineers above turbine hall reviewing plans, industrial automation, machine control, sustainability reporting.

A primera vista, la lista de las 10 menciones más comunes para 2013 de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional de los Estados Unidos (OSHA) parece transmitir una buena noticia en lo que respecta a las infracciones relacionadas con los dispositivos de seguridad de la maquinaria: han caído cuatro puestos, de la sexta a la décima posición en comparación con el año pasado. Un análisis más profundo, sin embargo, revela que esta caída en la clasificación oculta el hecho de que estas infracciones aumentaron en un 28 % durante el año pasado.

La caída en la clasificación es en realidad solo un caso de una mala noticia escondida entre otras peores: hubo aproximadamente un 56% más de infracciones notificadas en 2013 en comparación con 2012 entre las diez primeras categorías.

¿Entonces, qué puede explicar esta subida? Las regulaciones y las agencias gubernamentales encargadas de hacerlas cumplir tienden a estar en constante cambio. El reciente cierre del Gobierno Federal de Estados Unidos, por ejemplo, obligó a la OSHA a despedir al 90% de sus inspectores y generó un atraso considerable de los casos no regulados.

Pero la naturaleza de las regulaciones relacionadas la maquinaria sugiere que puede haber algún otro factor en juego. De acuerdo con las disposiciones oficiales de la OSHA, deben instalarse toda una serie de medidas, desde dispositivos de seguridad hasta interruptores de apagado electrónicos, para proteger a los trabajadores contra los riesgos “creados por los puntos de operación, los puntos de anclaje, piezas giratorias, astillas y chispas volando”.

Así pues, se hace evidente que las empresas deben estar haciendo algo mal, ya sea al dotar a los nuevos equipos con dispositivos de seguridad adecuados, o descuidando el mantenimiento de los dispositivos que ya están instalados. Identificar la causa de estas infracciones no es un asunto trivial, ya que estos incidentes se consideran especialmente graves y están penalizados con algunas de las multas más elevadas que aplica la OSHA. Una empresa de fabricación en Fort Worth, en Texas, fue sancionada por 17 infracciones con multas por valor de 88.000 dólares. Trece de las sanciones resultaron de infracciones en seguridad, como no equipar un torno con un dispositivo de protección accionado con el pie. 

En otro caso, unas máquinas de bobinado sin dispositivos de seguridad causaron fracturas de brazo en cuatro empleados en una planta de fabricación de plásticos, lo que resultó en unas multas por valor de 81.000 dólares para la empresa responsable.

Dada la carga reguladora a la que ya se enfrentan los fabricantes, no es difícil imaginar por qué tienden a desatenderse las cuestiones sobre sistemas de seguridad: una vez los dispositivos están instalados, el interés se desplaza hacia otras necesidades más apremiantes. Muchas empresas consideran incluso que realizar esfuerzos más allá de la simple instalación inicial de los dispositivos de seguridad de la máquina representa un desperdicio de recursos.

Esta mentalidad, sin embargo, tiene que cambiar si las empresas pretenden revertir la tendencia al alza en este tipo de infracciones y evitar las multas y los problemas legales asociados a ellas. Un primer paso básico es establecer unos controles de mantenimiento preventivo exhaustivos.

Implementar estos controles de los dispositivos de seguridad de las máquinas dentro de una rutina de mantenimiento preventivo es la mejor manera de asegurarse de que no quedan olvidados. Una forma eficiente de asegurarse de que se llevan a cabo los controles sin invertir excesivos recursos es hacer que el personal de mantenimiento verifique los dispositivos de seguridad de las máquinas cuando realicen inspecciones o revisiones.

El seguimiento de estos controles en un libro de registro proporciona una capa adicional de protección para las empresas, permitiéndoles demostrar fácilmente la debida diligencia, si fuera necesario.

Independientemente de las soluciones que las empresas utilicen para tratar esta cuestión, implementarlas de forma eficiente y organizada es la mejor manera de evitar que queden olvidadas en el futuro.

Powered by ContentStream® PLEx_Logo_Color_TM