• Cómo crear y mantener tu modelo de redes inteligentes

energy management consultant with hard hat in front of window and power station

Las compañías eléctricas de todo el mundo afrontan retos de redes inteligentes que pueden afectar a su objetivo de suministrar energía fiable, segura y eficiente. Un modelo en tiempo real de la infraestructura de la red de distribución es un componente esencial para implementar con éxito estrategias de redes inteligentes. La creación de un modelo fiable requiere datos completos, correctos y actuales. Un análisis reciente indica que menos del 5% de las compañías eléctricas confía en la calidad de sus datos. 

Las siguientes prácticas recomendadas pueden ayudar a crear un modelo de redes inteligentes:

Práctica recomendada: Adoptar una evaluación muy orientada de los requisitos de datos en base a los factores que impulsan el negocio
Además de la gestión de la demanda y la optimización de los recursos energéticos renovables, las compañías eléctricas deben mejorar la gestión de los fallos y de los cortes, minimizar las pérdidas de la red, mejorar la gestión de equipos y cumplir con los estrictos requisitos reglamentarios. Para cumplir estos objetivos hace falta una gran cantidad de datos y una manera de gestionarlos.

Un Sistema de Gestión de Distribución Avanzada de alto rendimiento (ADMS) unifica los datos del Sistema de Gestión de la Distribución (DMS), del sistema SCADA y del Sistema de Gestión de Cortes (OMS) para mantener un modelo de red en tiempo real. Con este modelo, el ADMS realiza una analítica avanzada y controla los dispositivos de red para abordar los retos de las redes inteligentes.

Práctica recomendada: Dedicar los recursos y el tiempo necesarios para mejorar la calidad de los datos de sistemas de información geográfica (SIG) y otras fuentes
Las compañías eléctricas generan una cantidad cada vez mayor de datos que pueden alojarse en más de un sistema de software. Un sistema de información geográfica de la empresa (SIG) puede ofrecer una «única versión de la verdad» para proporcionar datos consolidados y armonizados que pueden servir a muchos departamentos. Un SIG es compatible con la gestión de equipos y reduce la duplicación de datos y los errores de transposición asociados, mejora la calidad de los datos y simplifica el mantenimiento de bases de datos.

Para crear un modelo de red robusto, un ADMS necesita datos de SIG precisos, junto con otros datos: datos detallados del equipo; datos de carga y datos críticos de los clientes; puntos de seguimiento y de control de SCADA asociados a los dispositivos; componentes internos del centro de transformación; conductores o dispositivos en espera de construcción; y las previsiones meteorológicas.

La verificación y la corrección de los datos de todas las fuentes son fundamentales; cuanto más precisos sean los datos, más preciso será el modelo y los análisis resultantes.

Práctica recomendada: Preparar las fuentes de datos necesarios para el despliegue de ADMS mediante un control de calidad adecuado y la corrección de errores de los datos de origen
La preparación de datos de SIG
puede significar la incorporación de detalles para el SIG o la extracción de los datos necesarios de otras fuentes. Si la calidad de los datos es deficiente, ello puede causar problemas en las operaciones de ADMS. Las reglas de validación pueden ayudar a mantener el SIG actualizado marcando los datos que faltan, garantizando la conectividad y comprobando la coherencia de fase y tensión.

Es fundamental cotejar los datos de ADMS con la información de campo, pero puede producirse en fases para dar cabida a las prioridades del negocio: Garantizar que los conductores y dispositivos eléctricos están en el modelo e incluyen los datos necesarios del equipo, los datos de carga, los puntos de SCADA y el funcionamiento interno del centro de transformación. Realizar el control de calidad y las correcciones de los datos de las aplicaciones básicas como el flujo de carga y la estimación de estado, y luego hacer lo mismo con las aplicaciones avanzadas como la localización de fallos y la reconfiguración de la red.

Actualizar los datos de ADMS mantiene el modelo de red actual. Una compañía eléctrica debe hacer cambios en el SIG e importar los datos nuevos en el ADMS con tanta frecuencia como sea necesario, según la importancia de los cambios en la infraestructura de red.

Práctica recomendada: Implementar los procesos de negocio y cambiar la gestión necesaria para crear y validar el modelo de ADMS, incluyendo las funciones de usuario y los programas de formación Un ADMS confía en que sus datos sean lo más similares posible a las condiciones cambiantes del mundo real para mantener un modelo de red preciso y ofrecer un rendimiento de red inteligente. Garantizar que el modelo recibe datos completos, correctos y actuales requiere la aceptación y la participación de toda la organización. Para mantener la dedicación por la integridad de los datos, una compañía eléctrica tendrá que ajustar sus procesos de negocio, implementar una iniciativa eficaz de gestión del cambio, definir los roles de usuario y proporcionar la formación necesaria.

Práctica recomendada: Dedicar los recursos necesarios para actualizar y mantener el modelo
El mantenimiento de un modelo de red en tiempo real requiere un compromiso significativo, pero un modelo correcto y totalmente implementado puede proporcionar beneficios sustanciales de rendimiento a una red inteligente.

Aprende a aprovechar el Big Data. Descarga el White Paper de Schneider Electric “Buenas prácticas para la creación de tu modelo de red inteligente”.
Más información