• Asesoramiento experto para evitar fugas en las tuberías

Default Alternative Text
Las normas, prácticas recomendadas y soluciones de detección de fugas en tuberías pueden ser una ventaja competencial en el mercado.

Cientos y miles de kilómetros de tuberías transportan petróleo y gas por diferentes regiones del mundo, desde el Ártico hasta los climas ecuatoriales y las regiones en alta mar. Dado que la demanda de combustibles sigue aumentando, las empresas seguirán explorando y aprovechando otras áreas del planeta, creando la necesidad de construir más sistemas de tuberías para llevar combustibles de hidrocarburos de los yacimientos a las refinerías y los consumidores.

Evitar gastos innecesarios
Como resultado, las compañías de petróleo y gas apoyan la responsabilidad de extraer y transportar grandes cantidades de combustible a través de tuberías sin causar daños al medio ambiente. En ese contexto, unas infraestructuras de tuberías mal supervisadas pueden aumentar los costes y el riesgo de daño en los ecosistemas y comunidades en caso de fuga.

Prácticas recomendadas y soluciones de detección de fugas

La detección de fugas es un requisito previo para unas operaciones seguras y rentables. Los últimos estándares e innovaciones pueden minimizar los riesgos de fugas en las tuberías de petróleo y gas. Incorporar las prácticas recomendadas sobre fugas en tuberías puede ayudar a las empresas a ser más competitivas en un mundo globalizado donde las personas se preocupan por la sostenibilidad.

Una solución de detección de fugas común, la supervisión informatizada de tuberías (CPM), permite a los operadores identificar más rápidamente y con mayor precisión las fugas y las posibles fugas. Los sistemas de CPM ayudan a los controladores a aprovechar los datos de campo en tiempo real para calcular el comportamiento hidráulico del producto transportado y para detectar anomalías de funcionamiento que puedan ser indicativas de una fuga en la tubería.

Los sistemas de CPM proporcionan avisos sobre las fugas existentes en las tuberías y pueden ayudar a predecir posibles fugas.

Sin embargo, la manera en que detectan los sistemas de CPM detectan las fugas puede variar. Antes de seleccionar un sistema de CPM, los operadores de las tuberías deberían evaluar sus características únicas, los objetivos de negocio, los factores de riesgo y los problemas especiales de seguridad, tales como la proximidad a zonas sensibles para el medio ambiente o zonas urbanas. Los factores específicos que se deben tener en cuenta incluyen:

  • El porcentaje de falsas alarmas y errores
  • La sensibilidad a los estados del flujo en las tuberías, tales como transitorios, cierres, arranques y paradas
  • El impacto de la precisión del instrumento y de la configuración
  • La capacitación del personal y los requisitos de cualificación
  • El tiempo de respuesta requerido
  • La exactitud y precisión de la estimación de la localización de las fugas y del cálculo del volumen liberado
  • La capacidad para detectar fugas preexistentes
  • Robustez/alta disponibilidad
  • Costes iniciales/costes de ajuste/costes de mantenimiento

Las directrices del sector y las herramientas de evaluación permiten a las organizaciones evaluar su programa de detección de fugas e implementar una solución adecuada. Por ejemplo, API 1149, una norma estadounidense, se utiliza en todo el mundo como práctica recomendada para analizar los sistemas de detección de fugas. Además, esta norma ayuda a los grupo de interés a sopesar el coste frente a los factores de riesgo y ayuda a determinar el beneficio de mejoras específicas en la infraestructura de las tuberías sobre sus capacidades de detección de fugas.

Elegir la solución adecuada para el sistema de detección de fugas requiere una evaluación detallada, que debe implicar sopesar los objetivos de negocio de la empresa frente a su umbral de riesgo. Aprovechar una combinación adecuada de tecnología y procesos puede ayudar a una empresa a determinar el equilibrio adecuado entre el riesgo y el coste para garantizar el funcionamiento seguro de las tuberías.

Mira este vídeo para saber más sobre las soluciones para oleoductos y gasoductos de Schneider Electric.
Más información