• Ocho maneras en que las instrucciones de trabajo electrónicas están transformando la planta de producción

Businessman working at computer, energy management software, big data analytics.

Hoy día, el software de instrucciones de trabajo electrónicas (ITE) es fundamental para la planta de producción. Y los líderes del mercado están invirtiendo en la integración de las ITE con software de visualización y simulación 3D, para que los operadores no solo sigan instrucciones, sino que también puedan ver animaciones de cada paso e, incluso, mejorar las cosas en el acto.

Aquí se aborda todo que se necesita saber sobre el pasado, el presente y el futuro de las instrucciones de trabajo electrónicas (ITE) para gestionar las operaciones de fabricación, y se comentan ocho maneras en las que están transformando la planta de producción.

Del papel a la nueva generación

Es vital tener instrucciones claras y reproducibles para cada uno de los procesos de fabricación. Tradicionalmente, los trabajadores del taller colgaban en la pared hojas plastificadas con diagramas y explicaciones de cada paso. Las deficiencias de este método son evidentes. Concretamente, cuando había que introducir un cambio en una orden de modificación de ingeniería (ECO) y había que enviar los cambios a ingeniería, actualizar, enviar de vuelta a fabricación, volver a imprimir, a plastificar, etc. Y en el contexto de una operación global, este proceso resulta aún más difícil.

Por lo general, cuanto más complejo sea lo que se esté construyendo, más complejas serán las instrucciones y utilizar el papel para ello puede limitar mucho. Pero la tecnología informática en la planta no ha sido siempre de tan fácil acceso ni tan generalizada como lo es hoy en día.

No obstante, con la amplia adopción del software de edición de documentos, las ITE han entrado en el entorno de fabricación. Las ITE han mejorado la forma en que supervisores y operadores construyen los productos y la forma en que interactúan con los ingenieros y el personal de mantenimiento. La tecnología permite disponer de un sistema de gestión documental centralizado, estandarizado y automatizado, y que se puede encontrar en la mayoría de las plantas de fabricación modernas.

Además de mejorar la comunicación y la colaboración en la planta, la racionalización de las ITE mitiga muchos de los riesgos tradicionales asociados con los cambios en las órdenes de trabajo. En el pasado se podían ordenar cambios de ingeniería que nunca llegaran a completarse o al menos que nunca se comunicaran al personal apropiado una vez completados. Con los flujos de trabajo automatizados, se pueden activar notificaciones para asegurar que el proceso se completa y se notifica al personal apropiado. Los flujos de trabajo también pueden asegurar que se están siguiendo las instrucciones correctas puntualmente y en el contexto del proceso de fabricación.

En la medida que la que se está generalizando el uso de software de simulación y visualización en 3D, al pasar del departamento de ingeniería a la planta, las ITE son herramientas cada vez más eficaces. Al integrar las ITE con esta tecnología, un operador puede ver cada paso de un proceso ejecutado mediante animaciones. En algunos casos, los operadores y los supervisores tienen la formación necesaria para realizar cambios y mejoras en estos procesos en tiempo real, en lugar de esperar una orden de modificación de ingeniería.

Con el continuo avance de la tecnología, esperamos ver una mayor integración entre diseño de procesos y planta, visualización en 3D, software de simulación, software de flujo de trabajo, sistemas de ejecución de fabricación y software de instrucciones de trabajo electrónicas.

El papel de las ITE

Cada vez más, las plataformas modernas de gestión de operaciones de producción (MOM) ofrecen las ITE como una aplicación dentro de una gama más amplia de aplicaciones que se integran a través de la misma plataforma de software. La normalización en la plataforma MOM facilita el intercambio de información y los flujos de trabajo, y a menudo impulsa mayores capacidades de colaboración en entornos de fabricación distribuidos globalmente, e incluso entre unidades funcionales.

Ocho ventajas de las instrucciones de trabajo electrónicas

Pasar de las instrucciones de trabajo en papel a las ITE tiene muchas ventajas. Al dar cuenta de las capacidades de centralización, estandarización y automatización que ofrecen las plataformas de software MOM actuales, esas ventajas aumentan drásticamente.

A continuación se presentan ocho maneras en las que las ITE están mejorando las operaciones de la planta y la eficacia de los fabricantes:

  1. 1. Menor tiempo de inactividad: como la comunicación es más fácil gracias a un sistema de enrutamiento y entrega electrónicos, se requiere menos tiempo para tomar medidas de mantenimiento o ejecutar órdenes de cambios de ingeniería (OCI).
  2. 2. Comunicación más fluida: un sistema de gestión documental centralizado permite una mayor capacidad para compartir documentos a través del entorno de fabricación, entre instalaciones y entre unidades funcionales. Una comunicación más fluida genera menos errores.
  3. 3. Procesos de fabricación y calidad en circuito cerrado: Con una plataforma centralizada, el contenido y los datos de las ITE/OCI pueden compartirse más fácilmente con los procesos de gestión de acciones correctivas y preventivas y de gestión de auditorías.
  4. 4. Procesos de fabricación e ingeniería en circuito cerrado: Con una plataforma centralizada, el contenido y los datos de ITE/OCI pueden compartirse más fácilmente con los procesos de modo de fallo y análisis de efectos (AMFE).
  5. 5. Reducción de residuos/desechos: La capacidad para comunicarse y colaborar con el departamento de ingeniería más efectivamente ayuda a mejorar de primeras la calidad y a reducir los residuos en el entorno de fabricación.
  6. 6. Comunicación más sencilla de los cambios en las normativas: Puesto que muchos sectores tienen que hacer frente a entornos normativos muy dinámicos, las ITE ayudan a comunicar rápidamente los cambios necesarios para los procesos de la planta y a confirmar que el personal los conoce y está siguiéndolos.
  7. 7. Introducción más rápida de procesos de nuevos productos: Racionalizar la comunicación y la colaboración entre la planta de producción y el departamento de ingeniería reduce el tiempo necesario para desarrollar, probar y fabricar nuevos productos.
  8. 8. Reducción del riesgo y mejora de la eficiencia: Con las notificaciones automáticas desencadenadas tanto para los trabajadores de la planta como del departamento de ingeniería, la probabilidad de que no esté cumpliendo la normativa es mucho menor.

PLEx_Logo_Color_TM 

Desarrollado por ContentStream®