• No reconstruyas tu Data Center, modernízalo

Default Alternative Text
Están disponibles diseños de sustitución directa para actualizar los interruptores automáticos existentes a la tecnología actual. Los interruptores automáticos con tecnología antigua ya no se consideran soluciones sostenibles.

Muchos de los Data Center actuales se basan en tecnología de hace 20 años, lo que afecta a la productividad de los servidores. De los 1.750 profesionales de IT encuestados sobre estas tecnologías antiguas, el 33% se quejó de periodos de inactividad de la red semanales.1

En general, los Data Centers anteriormente mencionados se construyeron en los años 90. Naturalmente, estas instalaciones no están capacitadas para admitir el enorme número de usuarios y/o avances tecnológicos de los últimos años. Frente a una infraestructura tan envejecida, los supervisores de IT tienen las alternativas siguientes:

  1. 1. Construir un Data Center nuevo
  2. 2. La colocation
  3. 3. Actualizar la infraestructura existente, empezando por una alimentación fiable

Los beneficios de modernizar la infraestructura

La fiabilidad a largo plazo del equipo eléctrico es un requisito esencial para instalaciones críticas. Aunque es posible que el suministro eléctrico sea el adecuado, el sistema de alimentación puede no ser lo bastante robusto para admitir la tecnología que requieren los Data Centers actuales.

En el corazón de cualquier sistema de distribución eléctrica se encuentra la aparamenta. Este equipo incluye componentes pasivos (estructuras de bus horizontales y verticales) y activos (interruptores automáticos del circuito de alimentación). La función principal de los componentes activos consiste en proteger los elementos eléctricos aguas abajo y desconectar el circuito y proteger al personal en caso de que se produzca un arco eléctrico. Tanto los componentes activos como los pasivos requieren mantenimiento habitual para garantizar la fiabilidad.

No obstante, incluso el equipo mejor mantenido está sujeto a dos fenómenos destacados:

  1. 1. El equipo acaba degradándose y alcanza el final de su vida útil, independientemente de la cantidad de mantenimiento efectuado.
  2. 2. Los avances tecnológicos, tanto en ciencias de materiales como controles basados en microprocesadores, facilitan la producción de interruptores automáticos más modernos con un rendimiento superior, menores requisitos de mantenimiento y diagnósticos integrados, por mencionar solo algunas características. Por consiguiente, los interruptores automáticos con tecnología antigua ya no se consideran soluciones sostenibles.

Los interruptores automáticos del circuito de alimentación fabricados antes de los años 80 utilizaban unidades de disparo accionadas por amortiguación, y sus cojinetes, cámaras de extinción de arcos y contactos requerían mantenimiento habitual. La introducción de unidades de disparo de estado sólido y material de lubricación mejorado aportó avances significativos en el diseño de los interruptores automáticos. Los materiales compuestos modernos, que combinan el armazón del interruptor automático con el material de aislamiento, permitieron mejorarlos todavía más.

Tras estas innovaciones, los interruptores automáticos de Schneider Electric Masterpact™ de la serie M se convirtieron rápidamente en la referencia del sector y aparecieron en un gran número de Data Centers, estaciones generadoras, instalaciones industriales y prácticamente cualquier otro tipo de instalación en los años 90 y principios de los 2000. Avancemos hasta la situación actual: los interruptores automáticos con tecnología moderna incluyen innovaciones que no estaban disponibles hace 15-20 años. Por lo tanto, una solución viable que cabe considerar es actualizar el equipo existente con interruptores automáticos de última generación. Existen métodos para adaptar los interruptores automáticos más recientes a una celda de aparamenta o cuadros de distribución inicialmente diseñada para interruptores automáticos Masterpact M.

La actualización de un interruptor automático se lleva a cabo a través de un proceso denominado reforma, en el cual se deja intacta la estructura del bus de aparamenta existente, y solo se sustituyen el interruptor automático y el bastidor extraíble. Este proceso mantiene la misma superficie ocupada por la aparamenta de modo que no se alteren cables ni conductos. La realización de un proyecto de este tipo requeriría una evaluación de ingeniería del sistema.

Ten en cuenta el ahorro económico

Actualizar el equipo existente con interruptores automáticos de última generación es una estrategia rentable que no afecta a la fiabilidad de la aparamenta. Las funciones incluidas en los nuevos interruptores automáticos incluyen unidades de disparo de estado sólido, capacidades de comunicación, materiales de lubricación mejorados y materiales compuestos modernos. La estructura de la aparamenta y la superficie que ocupa se mantienen intactas, lo que minimiza los costes de demolición y los periodos de inactividad, por no mencionar la capacidad de retrasar las inversiones de capital asociadas a nuevas construcciones. Y, lo que es aún mejor, el sistema de alimentación eléctrica se ha actualizado en apoyo de las operaciones del Data Center para unos mayores niveles de fiabilidad, disponibilidad y tiempo de funcionamiento.

1 Reza Tajali, P.E., Brocade Communications Systems (www.brocade.com).
Reza Tajali es Director de Ingeniería en Schneider Electric Engineering Services (EE. UU.).
Este artículo se publicó inicialmente en la edición de abril de Data Center Journal. 

¿Es hora de actualizarte? Infórmate sobre los Servicios de Instalación ECOFIT™ de Schneider Electric
Más información