• ¡Por fin! La forma correcta de calcular la densidad de potencia del Data Center

Default Alternative Text
Al aislar y documentar los requisitos de espacio y densidad, puede garantizarse que una instalación tendrá un rendimiento predecible.

El método tradicional para especificar la densidad de potencia del Data Center, que emplea un número único de vatios por pie o metro cuadrado, es una práctica ineficaz que provoca confusiones innecesarias, además de una pérdida de dinero y energía. Pero hay un enfoque más lógico que le permitirá mejorar su eficiencia eléctrica y evitar gastos excesivos.

Comprender las variables

El método de cálculo tradicional genera una instrucción del tipo “2.000 metros cuadrados a 1.000 vatios por metro cuadrado”. Esto crea más preguntas de las que responde. ¿Qué está incluido dentro del cálculo del área o la potencia? ¿Cómo se relaciona con el número de armarios o dispositivos de IT? ¿Cuál es el valor de la variación de potencia entre diferentes armarios de IT? ¿Cómo se aplica esa cifra a medida que el Data Center se amplía con el tiempo?

Un mejor enfoque para especificar la densidad tiene en cuenta que la potencia de IT varía tanto entre diferentes armarios como a lo largo del tiempo, y se ocupa de las cuestiones de modularidad y crecimiento.

Utilizar el método adecuado para especificar la densidad es importante. Cualquier error puede resultar en un rendimiento impredecible si el valor especificado es demasiado bajo, o dar lugar a costes operativos demasiado elevados, si es demasiado alto.

Probemos con un nuevo enfoque

¿Cuál es la solución? En primer lugar, hay que valorar lo siguiente:

  • La unidad de espacio físico en la especificación de densidad es el armario de IT en lugar de la superficie de suelo.
  • Una especificación debe ser jerárquica y modular para permitir diferentes requisitos de densidad según salas y zonas.
  • Cada armario de IT posee diferentes requisitos de energía que pueden no estar bien definidos de antemano y pueden variar con el tiempo.

Para ilustrar esto, nos centraremos en una sala de servidores de 40 kW con un solo módulo. En este caso, el nivel de especificación es la sala, que es también el módulo, y que contiene un grupo de armarios de IT. Pueden especificarse los parámetros de densidad de esta sala de servidores siguiendo este procedimiento:

  1. 1. Determinar el número de armarios según los requisitos de IT. Se convertirán los valores unitarios de potencia, refrigeración y espacio en valores totales.
  2. 2. Determinar el objetivo de diseño en cuanto a potencia media por armario según las especificaciones del fabricante o eligiendo los valores medios de diseño para la aplicación para medir la potencia total y los sistemas de refrigeración.
  3. 3. Determinar los picos de potencia, estableciendo la potencia máxima prevista o permitida por armario para medir la distribución de la potencia y los requisitos del sistema de distribución de refrigeración.
  1. 4. Calcular la incertidumbre en cuanto a la potencia, valorando diferentes escenarios de implementación de la IT o seleccionando valores de diseño típicos para la aplicación. Esto es esencial para determinar el espacio reservado necesario y evitar capar la costosa capacidad energética y de refrigeración.
  2. 5. Calcula el ratio de potencia gestionada según la funcionalidad de gestión de la potencia prevista de la carga informática, estableciendo los puntos de carga operativos de los sistemas de alimentación y refrigeración para determinar la eficiencia y el uso de energía.
Este procedimiento se aplica igualmente a las salas de servidores y a los Data Centers, ya sea en la mejora de una instalación existente o en el diseño de una nueva. Al aislar y documentar los requisitos de espacio y densidad, puede garantizarse que una instalación tendrá un rendimiento predecible.
Encontrarás ejemplos detallados y hojas de trabajo que te guiarán en este procedimiento en el White Paper 155, “Calculando los requisitos de espacio y densidad de potencia para Data Centers”.
 
PARÁMETRO DE ESPECIFICACIÓN CON DEFINICIÓN Y CÓMO SE UTILIZA EN EL DISEÑO

1. Número de unidades (n.º)
  • Número de armarios en un módulo, módulos en una sala o salas en una instalación.
  • Convertir los valores de potencia, refrigeración y espacio por unidad (por armario, por módulo, por sala) en valores totales
2. Diseñar la potencia media por unidad deseada (kW)
  • Energía de carga total prevista (nominal) por unidad según el promedio de toda la población
  • Medir los sistemas de potencia y refrigeración totales para ese nivel (módulo, sala, instalación)
3. Pico de potencia por unidad (kW)
  • Potencia máxima prevista de la unidad más alta de población
  • Medir los requisitos de los sistemas de distribución de potencia y refrigeración
4. Incertidumbre de potencia por unidad (%)
  • Cuantificar la incertidumbre prevista de la potencia real en comparación con la potencia media de diseño deseada
  • Determinar el espacio reservado necesario para asegurar que el uso de una baja densidad no capa la costosa capacidad energética y de refrigeración
5. Ratio de potencia gestionada (%)
  • Factor de reducción de potencia (% de la media deseada de diseño), debido a las funciones de administración de potencia en equipos informáticos
  • Establecer los puntos de carga operativos de los sistemas de potencia y refrigeración para determinar la eficiencia y el uso de energía

Si deseas ejemplos y hojas de trabajo, descárgate el White Paper 155 completo
Más información