• Justificar el valor de las inversiones en seguridad

Default Alternative Text
Las soluciones de seguridad de Schneider Electric integran múltiples disciplinas de seguridad en un único sistema, lo cual se traduce en una visión integral. Descubre los tres niveles de retorno de la inversión en seguridad (ROSI): seguridad efectiva, reducción de riesgos y eficiencia empresarial

La volatilidad del actual clima económico exige justificar hasta la más mínima inversión empresarial. Las soluciones de gestión de la seguridad no son una excepción, sobre todo si los directivos esperan que los profesionales este campo demuestren el retorno de la inversión en seguridad (ROSI, por sus siglas en inglés).

Nuevos parámetros de inversión en seguridad

Los métodos más antiguos para el cálculo del ROSI eran complejos y empleaban datos subjetivos para deducir cifras. Una manera más tangible de justificar las inversiones en seguridad es organizar el ROSI en tres niveles: eficacia de la seguridad, reducción de riesgos y eficiencia empresarial.

1. Eficacia de la seguridad: Protección de personas y activos
El primer nivel de eficacia de la seguridad es el motivo básico por el que los ejecutivos invierten en soluciones de gestión de seguridad: la protección de personas y activos. Para ello se utilizan sistemas comunes y visibles, como cámaras de seguridad y dispositivos de control de acceso. Las organizaciones pueden reducir los costes de gasto de capital (CAPEX) y los costes de explotación (OPEX) integrando estas tecnologías dispares en una única red de TI.

Demostrar el valor de la eficacia de la seguridad por sí solo es problemático, ya que las empresas no pueden determinar con certeza si simplemente no hubo incidencias o si la solución de seguridad impidió que las posibles incidencias se produjesen. En su nivel más básico, la eficacia de la seguridad garantiza que el entorno empresarial sea seguro.

2. Reducción de riesgos: Mejora de la continuidad del negocio
El segundo nivel es la reducción del riesgo, lo cual está en sintonía con los objetivos de la dirección ejecutiva. Los líderes de seguridad identifican riesgos internos y externos para la empresa con la pregunta: «¿Cómo va a beneficiar económicamente a la organización protegerse contra esos riesgos?» Este tipo de solución permite conocer mejor la situación, refuerza la continuidad del negocio y ayuda a las organizaciones a evitar las ramificaciones financieras de las incidencias imprevistas.

Schneider Electric™ ayudó a un líder global en el campo de la investigación médica a reducir el riesgo cuando las nuevas regulaciones del gobierno amenazaron con interrumpir los procesos existentes. La dirección hizo inventario de las sustancias sujetas a los reglamentos y diseñó nuevos procesos de seguridad relevantes para las mismas, protegiendo con ello el negocio y facilitando el cumplimento de dichos reglamentos.

30 meses después, el equipo había conseguido:

  • Reducir un 30 % el tiempo necesario para responder a una incidencia
  • Reducir un 430 % las falsas alarmas
  • Reducir el gasto en personal de vigilancia
  • Rebajar el coste administrativo asociado a los informes de conformidad

Es posible asignar un valor monetario a la reducción del riesgo, ya que la mayoría de los directivos puede cuantificar fácilmente el coste por hora o por día de una interrupción del negocio. También pueden estimar la posible responsabilidad financiera en caso de accidente.

3. Eficiencia empresarial: Mejora del rendimiento del negocio
El nivel de ROSI que más impacto es aquel que trasciende la seguridad y que surge cuando la seguridad se convierte en un factor esencial para el éxito, la rentabilidad y la continuidad del negocio. Esto se logra determinando el modo en el que la tecnología de seguridad puede aportar valor al aumentar la eficiencia de los procesos de negocio básicos.

Por ejemplo, Schneider Electric ayudó a un importante fabricante de automóviles a aumentar el valor de negocio de su planta de fabricación. Se integraron torniquetes ópticos con dispositivos de control de acceso en cada línea de montaje para efectuar un recuento de los trabajadores y asegurar que todos presentaran sus credenciales al iniciar la jornada. La línea de producción no puede funcionar en caso de ausencia de miembros cualificados del personal, lo cual reduce el riesgo de costosos errores y pérdida de calidad y garantiza la correcta ejecución de las operaciones.

La clave para lograr el máximo ROSI reside en convertir la seguridad en parte esencial de la cultura corporativa. Cuando personas, procesos y tecnología trabajan juntos en una simetría diseñada intencionalmente, las organizaciones cosechan beneficios que van más allá de los límites operativos.

Schneider Electric tiene experiencia global en materia de seguridad y una gama contrastada de implementaciones completadas con éxito que refleja los tres niveles de ROSI. Nuestras soluciones de seguridad pueden integrar varias disciplinas de seguridad diferentes en un único sistema. La visión de conjunto de todo el dominio de seguridad resultante proporciona información útil en tiempo real que permite tomar mejores decisiones y responder con mayor rapidez a las incidencias. Para generar aún más valor, la infraestructura de seguridad puede integrarse de manera sencilla y económica con otros sistemas del edificio como, por ejemplo, la iluminación, la gestión de la energía, la gestión de edificios, la gestión de la electricidad y la gestión de TI.

Asegura tu negocio. Implementa una solución que contribuya al éxito de tu negocio, a su rentabilidad y a su continuidad. Descarga nuestro White Paper gratuito: La evolución del retorno de la inversión en seguridad (ROSI).
Más información