FAQs Técnicas

Realizar una pregunta

¿Cómo debería tomarse una muestra de aceite en los transformadores herméticos de distribución de aceite?

Los transformadores para distribución eléctrica, herméticos de llenado integral, no permiten que el dieléctrico líquido contenido en la cuba esté en contacto con la atmósfera externa. Esta circunstancia permite la conservación de sus características físico-químicas de forma indefinida mientras no se produzcan alteraciones en la hermeticidad de la cuba, tales como: descomposición de juntas de estanqueidad por el calor o contaminación, poros en soldaduras, corrosión química o golpes en aletas, etc.

Los expertos en mantenimiento suelen disponer de un historial de ensayos de campo que sirven para evaluar la tendencia dieléctrica de los transformadores herméticos sin necesidad de extracción de muestras del líquido que, como se ha indicado, no es fácilmente alterable en condiciones normales de funcionamiento.

Los ensayos de aislamiento realizados con procedimientos adecuados (por ejemplo, índice de polarización, método de las dos tensiones, etc.) indican las características dieléctricas de los aislantes del transformador. Si tales medidas son satisfactorias no hay necesidad de extraer muestras del dieléctrico líquido. Sólo sería conveniente la extracción en el caso de que haya que investigar la causa de que dichas medidas den valores dudosos o alarmantes.

Schneider aconseja en los transformadores de su fabricación verificar la calidad del dieléctrico cada 10 años, para ello el servicio post venta pone a disposición del cliente su experiencia y garantía.

Los transformadores herméticos requieren mayores precauciones que los clásicos con depósito conservador para la extracción de muestras del aceite dieléctrico debido a que lleva consigo la pérdida del llenado integral y por tanto la exclusión de la tecnología con la que han sido fabricados todos sus componentes. Cuando se extraen muestras de aceite se generan bolsas de aire en el interior de la cuba difíciles de eliminar dando lugar a descargas parciales internas, entrada de humedad y, con ello, la descomposición prematura y evolutiva de los dieléctricos contenidos en el interior de la cuba. Es por ello que será necesario tener presentes las siguientes precauciones:

- Si el transformador es hermético sin comunicación con el exterior, se ha llenado integralmente en fábrica al vacío a la temperatura de + 20 ºC y cerrado herméticamente. 
- Los tapones de cierre o las válvulas no deben abrirse. De esta forma se evita la oxidación del dieléctrico al contacto con el aire y la entrada de humedad en el interior de la cuba.
- Si el transformador está fuera de servicio (frío) y con una temperatura ambiente inferior a la de llenado, para la toma de muestras se tendrá en cuenta que estará sometido a una depresión interna.
- Si el transformador está caliente tendrá una sobrepresión antes de su puesta en comunicación con la presión atmosférica a través de la válvula de vaciado, tapón de llenado o purga de gas, por lo que se producirá un derrame de una cierta cantidad de líquido. En estas condiciones de presión-temperatura no será posible aportar la totalidad del dieléctrico necesario en el transformador y será preciso esperar a que el transformador se enfríe aproximadamente hasta + 20 ºC para rellenarlo de forma adecuada.
¿Ha sido útil?
¿Qué podemos hacer para mejorar la información?